Junio 2021. Con el objetivo de continuar activando el ecosistema de innovación de Costa Rica para consolidar al país como un hub mundial de innovación en tecnologías limpias, se lanza la segunda convocatoria del programa Green Tech, en el cual los participantes recibirán soporte empresarial de mentores, asesores e inversionistas nacionales e internacionales, que les permitirá potenciar las oportunidades de éxito para startups de este sector.

El programa es una iniciativa de la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER) y la Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación (CRUSA), en colaboración con la incubadora regional Pomona Impact; quienes están trabajando juntos en el desarrollo de oferta exportadora costarricense a partir de tecnologías amigables con el ambiente como un pilar estratégico clave para el desarrollo del país y su sólida incorporación a la economía internacional.

“Costa Rica ya es reconocido internacionalmente por ser un país con prácticas sostenibles, y vamos a seguir promoviendo que esa percepción sea beneficiosa para las empresas nacionales, quienes tienen grandes oportunidades de diferenciarse y competir en este sector. Esto lo vamos a lograr con iniciativas como Green Tech, que trabaja en potenciar las oportunidades de éxito de startups y promover el posicionamiento de Costa Rica como un hub de tecnologías limpias a nivel mundial. Esta iniciativa, que va por su segunda edición, es parte de nuestro plan de trabajo justamente para seguir impulsando y posicionando a Costa Rica como un lugar que además de promover desarrollo económico, lo hace cuidando el ambiente y promoviendo el progreso social de su gente”, afirmó Pedro Beirute Prada, Gerente General de PROCOMER.

“Estamos convencidos que la recuperación económica post pandemia debe estar marcada por el impulso de un crecimiento inteligente y sostenible. En este contexto, fortalecer el ecosistema emprendedor de tecnologías verdes costarricense resulta un paso natural para crear el semillero de empresas emergentes que reconviertan el tejido empresarial de Costa Rica y la región hacia la sostenibilidad y el impacto global. Instamos a empresas que tengan el impacto ambiental como centro de su propuesta de valor que apliquen a este programa, que pretende desarrollar negocios rentables que generen prosperidad compartida”, afirmó Flora Montealegre, Delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA.

La primera edición de Green Tech se desarrolló entre diciembre del 2020 y abril de este año, periodo en el que participaron ocho startups costarricenses de diversos giros de negocio, con la característica común de que todas desarrollan innovación en el ámbito de las tecnologías verdes. En este grupo de startups se encuentran: Nahua Cacao, Chocolates, Agroprecisión Occidental Labs, Bioware Costa Rica, GreenPow, Hevea CR Desarrollos Agroforestales, ZegreenLabs y Ecoclean.

Para estos startups, el programa consistió en un proceso intensivo de fortalecimiento empresarial de 12 semanas, orientado al crecimiento y escalabilidad internacional de sus modelos de negocios y el desarrollo de su potencial para levantar capital.

Este proceso contó con el acompañamiento personalizado de mentores y asesores especialistas en desarrollo de negocios, tecnología y financiamiento. En su segunda edición, Green Tech busca nuevos startups en tecnologías verdes que tengan alto potencial de internacionalización e interés de optar por fondos de inversión.

Preparación integral para recibir inversión

El programa brinda a los participantes la oportunidad de acceder a capital por parte del fondo de inversión Pomona Impact, ubicado en Antigua Guatemala, con amplia experiencia en inversión de impacto. Richard Ambrose, socio director de Pomona Impact, comentó que “no queremos simplemente dar dinero, sino un acompañamiento real para que los startups comprendan cómo es un proceso de debida diligencia y que estos fondos, en caso de que lleguen a recibirlos, marquen una diferencia real en los startups para que crezcan sólidamente y para que aumenten su impacto positivo”.

Las inversiones de capital reembolsable para este programa será por montos promedio de $50.000.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el 31 de julio y el proceso se llevará a cabo desde agosto hasta diciembre de este año.

Para más información acerca de los requisitos del programa y el formulario de inscripción, ingrese a www.pomonagreentechcostarica.com.

Junio 2021. El período de aplicaciones para el programa de incubación CONSTELAR estará abierto hasta el 04 de julio. Esta iniciativa del Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) y la Fundación Costa Rica Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA) en colaboración con Impact Hub San José, es el primer programa de incubación dirigido a emprendimientos con base STEM (ciencia, tecnología, ingeniería,y matemáticas por sus siglas en inglés) liderados por mujeres. El programa también contará con el apoyo de Spyre Group, una organización de Israel con 10 años de experiencia en el sector de emprendimiento.

CONSTELAR seleccionará a 12 emprendedoras en STEM, quienes tendrán acceso a un programa de 12 semanas que consiste en sesiones semanales de acompañamiento grupales e individuales, acceso a mentoría especializada en metodologías de incubación, STEM y género, así como la posibilidad de optar por capital semilla y acompañamiento para el desarrollo de su prototipo de negocio.

Para la Fundación CRUSA habilitar la participación de las mujeres en todos los espacios de la sociedad es un eje fundamental para cumplir su propósito de alcanzar una Costa Rica verde, inclusiva e innovadora.

“Con este programa pretendemos promover y facilitar la participación femenina en el ecosistema de emprendimiento enfocado en áreas STEM. Queremos que el programa ofrezca las herramientas técnicas y prácticas a las emprendedoras en estas áreas para que se sientan respaldadas por una estructura sólida que pretende acompañarlas para maximizar sus probabilidades de éxito en el ecosistema nacional e internacional”, indicó Flora Montealegre, delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA.

La Dra. Giselle Tamayo, presidenta del Consejo director del CONICIT destacó que, al conocer la iniciativa legal para la transformación del CONICIT en la Promotora Costarricense de Investigación e Innovación, el Consejo director consideró oportuno el inicio de un programa de emprendimiento femenino en áreas STEM con miras a convertirla en una iniciativa estratégica nacional de desarrollo de largo alcance.

La Dra. Tamayo destacó la importancia de apoyar e impulsar a las emprendedoras STEM debido a los grandes desafíos que tradicionalmente han afrontado. “Ellas son especialmente importantes para la generación de innovación y el desarrollo tecnológico, lo que las convierte en pilares para impulsar el crecimiento económico y el progreso social del país”.

Requisitos de aplicación

Pueden aplicar al programa, mujeres con una idea de negocio en STEM o mujeres que sean fundadoras y/o socias de empresas y emprendimientos con una idea de negocio con una base en ciencia, tecnología, ingeniería y/o matemáticas. El principal requisito es que las ideas estén diseñadas para ser implementadas en Costa Rica.

“Nos han comentado varias veces: “Es que no sé si estoy lista”, pero es que no tenemos que estarlo, y podemos sentir miedo ya que el camino emprendedor es un viaje complejo, y para eso está CONSTELAR, para que juntas en comunidad podamos apoyar y empoderarles a navegar ese viaje que también es enriquecedor”, indicó Cristina Vindas, directora de Impact Hub San José.

Para más información sobre los requisitos del programa y para encontrar el formulario de inscripción, ingresar a www.constelarcr.com/programa/ hasta el 04 de julio.

Junio 2021. Gracias al trabajo de aproximadamente un año, las siete agencias de desarrollo territorial conformaron la Red Nacional de Agencias de Desarrollo Económico Local (RENADEL), un ente público no estatal que tiene como fin articular esfuerzos que permitan potenciar el avance económico en los territorios del país.

Esta iniciativa crea una organización permanente que se encargará de promover las mejores prácticas y replicar experiencias exitosas entre las Agencias de Desarrollo en todo el territorio nacional, con el objetivo de generar crecimiento económico y mejorar las condiciones de vida de los costarricenses. Esto se hará involucrando a los diferentes actores de la economía local, para facilitar la coordinación público-privada, en la promoción e implementación de acciones, proyectos y programas estratégicos de desarrollo en Costa Rica.

La red está conformada por la Asociación Agencia para el Desarrollo de la Zona Económica Especial de Pérez Zeledón, la Agencia para el Desarrollo de la Zona Sur, la Agencia para el Desarrollo de la Región Huetar Norte, la Agencia para el Desarrollo de la Región Caribe, la Agencia para el Desarrollo de Tilarán, la Agencia para el Desarrollo de la Zona Económica Especial del Pacífico Central, la Agencia para el Desarrollo de Turrialba y Jiménez y, además, como aliados estratégicos en el proceso de consolidación organizacional y de la articulación territorial, la Asociación Clúster de Logística del Caribe y la Zona Económica Especial Cartago.

Este esfuerzo se concretó gracias al apoyo de la Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación (CRUSA), quienes aportaron $15.000 en fondos no reembolsables que permitieron un proceso de capacitación para los representantes de la Agencia de Desarrollo Local. La capacitación incluyó temas de desarrollo económico, gobierno corporativo, asociatividad; la implementación de una estrategia de comunicación; y el proceso de planificación estratégica que derivó en la constitución jurídica de la RENADEL.

“La Fundación CRUSA, a través de sus 24 años de existencia ha contribuido con el desarrollo económico y social de Costa Rica. La creación de RENADEL permitirá articular esfuerzos a nivel nacional para potenciar las mejores prácticas de políticas e iniciativas de desarrollo económico local. Estamos convencidos que este tipo de proyectos permiten avanzar hacia una economía cada vez más verde, inclusiva y sostenible”, afirmó Flora Montealegre, delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA.

Por su parte, Braulio González, líder del proyecto y representante de la Agencia para el Desarrollo de Tilarán, aseguró que están muy entusiasmados con la conformación de RENADEL porque es un hito para el desarrollo económico local en el país.

“Renadel ha logrado gran legitimación en poco tiempo, debido al trabajo efectivo que las Agencias para el Desarrollo realizan en sus territorios, no por menos desde el Ministerio de la Presidencia y el presidente de la República hicieron referencia a las mismas como contrapartes territoriales, y la cooperación internacional ha confiado en nosotros y en nuestros proyectos. Ahora, con la consolidación de la Red, se debe potenciar esa visión de desarrollo territorial, con mayor incidencia en política pública, y al mismo tiempo creando engranajes con los sectores productivos, gobiernos locales y academia. Todo esto con la idea de impulsar el desarrollo económico, camino por el que ojalá se avance hacia la descentralización del desarrollo de nuestro país, y permita el mejoramiento de las condiciones sociales de todas y todos”, afirmó González.

Sobre RENADEL

La iniciativa de crear la Red Nacional de Agentes de Desarrollo Económico Local (RENADEL) nace en noviembre del 2019 en el primer encuentro de representantes de las diferentes Agencias de Desarrollo Económico existentes en el país y promovida por la Agencia para el Desarrollo de la Región Huetar Norte (ADEZN).

Los resultados exitosos de la ADEZN, logradas a partir de la articulación público – privada, las acciones de gestión e incidencia con las diferentes administraciones de gobierno y la potenciación de los recursos locales en un marco novedoso de gobernanza territorial motivaron a actores de la sociedad civil de otras partes del país a promover procesos similares.

En los últimos 20 años surgen otros procesos territoriales que inician con Zona Económica Especial Cartago (ZEEC) en el 2008; Agencia para el Desarrollo de Pococí (ADEPO) hoy Agencia para el Desarrollo del Caribe (ADECA) en el 2010;  Agencia para el Desarrollo Zona Económica Especial Pacífico Central (ZEEPC) en el 2014; Agencia para el Desarrollo de Turrialba en el 2015; Zona Económica Especial de Pérez Zeledón (ZEEPZ) en 2015; Agencia para el Desarrollo de la Zona Económica Especial de la Zona Sur (ADEZS) en el 2017; Zona Económica Especial Limón en 2018; Agencia para el Desarrollo Económico Local de San José (ADEL-SJ) en el 2018,  La Federación de Municipalidades de Occidente  (2018)  y la Agencia para el Desarrollo de Tilarán en el 2019.  

En el 2020 se toma el acuerdo de constituir RENADEL, para darle un carácter nacional al movimiento de iniciativas de Desarrollo Económico Local en Costa Rica. El proyecto ha contado con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer y la Fundación CRUSA.

Junio, 2021. El Copenhagen Institute of Interaction Design (CIID) en Costa Rica lanzará su Programa de Digital Learning el próximo mes de julio del 2021 y la Fundación CRUSA está ofreciendo becas del 100% a costarricenses que deseen cursar el programa.

El programa de Digital Learning se compone de una variedad de talleres desarrollados sobre una base de creación rápida de prototipos y pensamiento de diseño, a través de un enfoque práctico de aprendizaje, facilitado por destacados profesionales internacionales. El programa busca que la persona participante adquiera nuevos enfoques y competencias que le permitan afrontar los retos del futuro de una manera novedosa, con confianza.

Las becas están orientadas a personas con pasión por el aprendizaje y el impulso de aplicar los conocimientos recién adquiridos en su trabajo y su vida, se basan en una filosofía de “aprender haciendo”. No se requieren conocimientos previos de diseño de interacción, ya que el interés por probar cosas nuevas y la voluntad de trabajar en colaboración es más importante que el conocimiento previo o la experiencia laboral relevante.

Los talleres del programa Digital Learning tienen una duración de cinco días, de lunes a viernes. En su mayoría son impartidos de forma virtual. Dos talleres serán presenciales en las instalaciones del CIID en San José. El costo de los mismos va desde los $850 hasta los $1.080.

Se ofrecerán talleres de diferentes temáticas como: Creative Coding, Prototyping as a Process, Designing Ethical Futures, Designing Across Biological Scales, Designing for Public Outcomes Designing for Behaviour & Impact, Inmersive Experiences, Future Casting, entre otros. Todos los talleres se imparten en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Los costarricenses que planean postularse para el programa tendrán la oportunidad de aplicar para las becas de la Fundación CRUSA. El proceso de aplicación para las becas estará abierto hasta el 27 de junio: Application for Financial Support from CRUSA: Digital Learning 2021 (airtable.com)

Para la Fundación CRUSA, el apoyo que ha dado al CIID para su instalación en el país resulta clave para la formación del talento humano con nuevos conocimientos y habilidades claves para impulsar el desarrollo económico y social del país, por ello el ofrecer estas becas en el contexto actual post pandemia es un aporte fundamental para consolidar ese talento.

“En la Fundación CRUSA mantenemos nuestro compromiso por fortalecer el talento humano costarricense, brindando oportunidades de educación de calidad en áreas esenciales para la cuarta revolución industrial, como es el diseño y la innovación. Con estas becas pretendemos seguir avanzando hacia un país cada vez más próspero, innovador y sostenible”, afirmó Flora Montealegre, delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA.

Desde el 2018, CIID empezó a traer distintos programas educativos a Costa Rica a través de cursos de verano, y en el 2020 trajo su Programa de Diseño de Interacción (IDP, por sus siglas en inglés), renombrado a nivel mundial entre los mejores programas educativos en su área, teniendo la participación de 26 estudiantes de 10 países diferentes, incluidos 5 costarricenses.

Durante este primer año, los estudiantes desarrollaron más de 150 proyectos enfocados en el contexto local, así como los desafíos provocados por el COVID19, en áreas como turismo resiliente, agricultura sostenible y mujeres en STEAM.

Información sobre los cursos:

La relación entre la Fundación CRUSA y EARTH nació en el 1998 a partir de elementos de visión, valores y estrategia compartidos que nos hacen aliados naturales. En el 2017, este vínculo se fortaleció gracias al inicio de una nueva etapa de alianza en la que la Fundación invirtió con EARTH en la creación de EARTH Futures, el centro global de soluciones de nuestra Universidad que se asocia con instituciones académicas, comunidades rurales y otros aliados de todo el mundo para transformar las zonas rurales para mejor.

Fotografía por Ivannia Alvarado

El motor de ambas instituciones es impulsar el desarrollo sostenible a través de ideas y soluciones innovadoras, en Costa Rica y el mundo. Gracias a esta importante alianza y al aporte de la Fundación, EARTH Futures ha puesto en acción proyectos como la creación del Corredor Biológico de Río Parismina, un espacio geográfico delimitado que asegura la conectividad entre dos áreas de conservación importantes en la Provincia de Limón; el apoyo al fortalecimiento del Corredor Biológico de Potrero Caimital, un territorio comprendido entre los ríos Potrero, Caimital y Quirimán, en la provincia de Guanacaste; más todo el proceso de capacitaciones, asesorías técnicas y acompañamiento a las comunidades que se ubican dentro de ambos corredores biológicos.

A través del programa de capacitación en Cambio Climático para pequeños agricultores en Limón y Guanacaste, se han podido desarrollar una serie de talleres y días de campo que facilitan herramientas prácticas para que los agricultores se vayan preparando para enfrentar los desafíos que trae los cambios en los patrones climáticos en su finca y sus comunidades. También el proyecto de soporte técnico y de acceso a mercado a 40 agricultores de maíz criollo en Guanacaste, ha permitido que, a través del uso de herramientas de agricultura de precisión, los agricultores conozcan más a detalle los recursos que tienen disponibles en su finca y hagan una mejor gestión de ellos, además de promover el rescate de la semilla de maíz Pujagua o maíz morado, que fue declarada como de interés cultural en Costa Rica.

Esta alianza también fue propulsora en la creación de la Plataforma Cacao Caribe, la cual fue impulsada por EARTH Futures en el 2017 para organizar y unir a los diferentes actores de la industria cacaotera en Limón, tales como el Ministerio de Agricultura de Costa Rica (MAG), el Instituto de Desarrollo Rural (INDER), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER) y la participación esencial de las y los agricultores de la zona. La plataforma se ha convertido en un modelo asociativo innovador que permite alinear esfuerzos y desarrollar una base sólida que fortalece a los productores, acelera la transición hacia una economía verde, promueve la sostenibilidad a lo largo de la cadena de valor del cacao e impulsa una producción más eficiente, agregando valor al cultivo.

Hoy, queremos agradecer a CRUSA por ser un socio invaluable de EARTH y EARTH Futures. Gracias a su aporte financiero y no financiero EARTH Futures ha logrado consolidarse, ha desarrollado de la mano con los actores locales diversos modelos para las zonas rurales en un marco de sostenibildad, y ha impactado directa e indirectamente la vida de decenas de miles de personas en las comunidades rurales del país. A partir de este trabajo, ahora estamos impulsando oportunidades para escalar estas soluciones, promoviendo de esta forma innovación desde Costa Rica que pueda tener un impacto global.

Fuente: Noticias Earth.