San José, 18 de diciembre de 2019. El programa de incubación de startups en tecnologías verdes Greentech tuvo su cierre, tras un ciclo de 12 semanas. En total siete emprendimientos costarricenses presentaron sus proyectos ante un grupo de inversionistas.

Este proyecto es coordinado por PROCOMER y grupo Stratos, y cuenta con el financiamiento de la Fundación Costa Rica Estados Unidos para la cooperación (CRUSA) con el respaldo metodológico de DUCO-Enterprise Systems Design de Telaviv Israel.

El proceso de incubación tuvo una duración de 12 semanas y participaron emprendimientos costarricenses en tecnologías verdes. La incubación consistió en asistencia técnica, mentorías y acompañamiento uno a uno, para el crecimiento de los emprendimientos. Finalmente, los emprendedores presentaron sus iniciativas ante posibles inversionistas.

Para Flora Montealegre, Delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA, “con el programa GreenTech buscamos fortalecer el sistema emprendedor costarricense para lograr un semillero de empresas emergentes que permitan la transferencia tecnológica a otros sectores productivos, y que puedan posicionar a Costa Rica como un centro mundial de innovación en tecnologías verdes”.

El programa Greentech contará con un segundo ciclo de incubación en el mes de abril del año 2020. El proceso de inscripción ya se encuentra abierto, para más información pueden consultar el sitio web: https://www.grupostratos.com/amangara/

Los startups participantes de este primer ciclo de incubación fueron Zudeco Solutions, Bambu Pallet, Biocrisol, Sunspectra, Remora, Polyfuel Y Workride.

Zudeco Solutions Plataforma de servicios que, a través del uso de la tecnología y equipo de contadores, produce información en tiempo real para los dueños de negocio.
Bambu Pallet   Busca que los exportadores sean más competitivos mediante un empaque hasta 10% más barato y amigable con el ambiente. Además, pretende fortalecer el agro con la diversificación de nuevos productos como bambú.
Biocrisol   Es un reactor termoquímico para convertir la pulpa de café en un gas inflamable que puede usarse para generar energía eléctrica utilizando un motor/generador.
Sunspectra Crea una línea de productos de cuidado personal, que utilizan residuos agroindustriales, el primer producto es un bloqueador a base de papaya, que no promueve el blanqueamiento coralino y es repelente contra insectos.
Remora   Remora XYZ es un catalizador hacia la pesca sostenible, utilizando tecnología para la trazabilidad de los pescados y mariscos en las pesquerías de pequeña escala; sea-to-plate. Desarrolló tecnología para recopilar datos en los tres segmentos principales de la cadena de valor: la captura, el desembarque y la comercialización.
Polyfuel   Convierte los residuos plásticos en combustible, apto para su uso en automóviles o procesos térmicos, con menor huella ambiental, menor costo y alto impacto.
Workride   Ofrece actualmente una solución corporativa de viajes compartidos. El objetivo es aportar soluciones de movilidad a las empresas, optimizando el uso del transporte.

San José, 3 diciembre. El Copenhagen Institute of Interaction Design (CIID), una de las principales escuelas de diseño e innovación del mundo, según Business Insider, ha elegido a Costa Rica para su primera expansión permanente fuera de Europa.

En suelo costarricense el CIID ofrecerá cursos y programas, como su reconocido Interaction Design Programme (IDP), que será lanzado en febrero de 2020.

La presencia de CIID refuerza la imagen de Costa Rica como centro de innovación en América Latina y como líder mundial en políticas ambientales. Dos ediciones exitosas de la Escuela de Verano del CIID celebrada en Costa Rica en 2018 y 2019 sirvieron como trampolín para que el instituto implemente un lanzamiento a gran escala en el país.

“Estamos entusiasmados de traer nuestro Programa de Diseño de Interacción y nuestra valiosa red global a Costa Rica, un país con enorme talento y desafíos interesantes para trabajar. Nuestra visión para CIID en Costa Rica es crear un laboratorio vivo de soluciones sostenibles y oportunidades para practicar el diseño centrado en la vida y la innovación, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”, asegura Simona Maschi, CEO y cofundadora de CIID.

Los socios fundadores para la expansión del CIID en Costa Rica son la Fundación Costa Rica Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA) y Luis Javier Castro. Para CRUSA, la alianza con el CIID forma parte de su estrategia para desarrollar el capital humano e invertir en las comunidades del país. En esa línea, CRUSA aportará financiamiento para más de 441 becas que beneficiarán a ciudadanos costarricenses que apliquen al Interaction Design Programme, así como a los módulos de capacitación de corto plazo del CIID.

“Estamos muy contentos de ser socios fundadores del establecimiento de una sede permanente del CIID en Costa Rica. Este proyecto representa un hito en nuestros programas de becas y fortalece nuestro apoyo para la formación del talento humano costarricense, especialmente en el desarrollo de habilidades y capacidades innovadoras en armonía con el medio ambiente, un aspecto que es fundamental para la competitividad en la era de la cuarta revolución industrial “, señaló David Gutiérrez, presidente de la Junta Directiva de la Fundación CRUSA.

El Interaction Design Programme (IDP) tiene una duración de 12 meses y se imparte desde el 2007 en Copenhague. Desde entonces ha acompañado la carrera de destacados profesionales del diseño, la tecnología y la innovación. A partir de ahora, será una realidad en Costa Rica y se impartirá durante la mayor parte del año en la nueva sede del CIID, ubicada en un edificio histórico de Barrio Escalante, que contará con un espacio dedicado para talleres y eventos comunitarios, así como un laboratorio de fabricación digital de última generación.

También, el programa se realizará en el bosque tropical de la Estación de Investigación Las Cruces, un contexto en el que el diseño centrado en las personas adquiere especial urgencia y relevancia. Entre los profesores visitantes en este lugar se encuentran Rebeca Mora, una de las expertas más importantes del mundo en el campo de la biomimética, así como varios de los líderes de diseño del CIID en Copenhagen.

La metodología utilizada por el CIID se basa en un enfoque interdisciplinario para la creación de productos, servicios y sistemas que tienen como centro el ser humano y el uso de la tecnología digital como herramienta. Con su énfasis en el proceso de creación de prototipos, en lugar de conducir incesantemente hacia un resultado final, y su empleo del pensamiento de diseño como un catalizador para la innovación, CIID se ha convertido no solo en un instituto educativo líder sino también en una plataforma de renombre mundial para la estrategia de innovación y la incubación.

“Una sociedad debería tener la capacidad de imaginar futuros que aún no existen. La presencia de CIID en Costa Rica nos brinda una gran oportunidad para un cambio mental”, señaló Luis Javier Castro, presidente de la empresa Mesoamérica y un socio clave para la expansión del CIID en la región.

La alianza CRUSA-CIID tiene como objetivo impulsar la educación en áreas estratégicas dentro de la cuarta revolución industrial: diseño, innovación, tecnología y campos en la economía “naranja” o creativa, que se consideran ampliamente los trabajos del futuro. Otros aspectos de esta alianza incluyen el financiamiento de proyectos de la industria con organizaciones locales, posicionando aún más a Costa Rica como un centro para soluciones sostenibles que generan un impacto positivo hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

La expansión del CIID también cuenta con el apoyo de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE), una organización privada sin fines de lucro cuya misión es llevar inversión extranjera directa al país, y la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED), un grupo de más de 140 empresas que promueven el desarrollo empresarial sostenible en Costa Rica.

Vanessa Gibson, Gerente de Clima de Inversión de CINDE, comentó “la decisión del CIID de instalarse en Costa Rica es el fruto de dos años de un trabajo coordinado entre varias organizaciones en el país, que, con el interés de promover y contribuir al desarrollo de las capacidades locales de innovación, logra que el CIID dé un voto de confianza al oficialmente abrir este campus; todo esto en beneficio de los costarricenses y, por supuesto, la región”.

Olga Sauma, Directora Ejecutiva de AED, comentó “estamos muy entusiasmados de ser parte de esta alianza. La llegada del CIID representa una enorme oportunidad para impulsar la sostenibilidad del sector empresarial en Costa Rica. Su enfoque centrado en las personas y en la vida busca inspirar un cambio en la forma como abordamos y buscamos soluciones a los desafíos importantes para nuestro país.

La presencia de CIID en Costa Rica es particularmente oportuna dada la alineación del instituto con las prioridades clave del país y su creciente reputación en el escenario mundial. En octubre pasado, el Ministerio de Tecnología de Costa Rica anunció un plan de acción para promover el desarrollo de nuevas empresas de base tecnológica y fortalecer las capacidades de las incubadoras nacionales. Y en 2020, la Asociación de Diseño de Interacción, una red global de más de 100,000 miembros, realizará su conferencia latinoamericana en San José, destacando aún más al país como un líder en ascenso en diseño e innovación.