Noticias Transporte Sostenible

Costa Rica tendrá piloto para buses públicos eléctricos

Tres buses eléctricos, conocidos como e-buses, estarán en circulación en las carreteras nacionales en el 2019, gracias al proyecto puesto en marcha hoy, con la firma de una alianza entre MINAE, a través de la Dirección de Cambio Climático, el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT), la Cooperación Alemana para el Desarrollo, GIZ, la Fundación Costa Rica – Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Los buses y las respectivas estaciones de recarga se introducirán al país gracias a una donación de 2,5 millones de euros del Gobierno de Alemania y de 1 millón de dólares de la Fundación CRUSA, con el fin de ayudar al país en sus esfuerzos contra el Cambio Climático, como una de las acciones propuestas para implementar actividades en Movilidad Urbana Sostenible.

El Ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez comentó: “Para Costa Rica es fundamental generar un cambio transformacional en el transporte para alcanzar nuestra ambición reflejada en la contribución nacionalmente determinada, que es nuestro compromiso para el Acuerdo de París y el cambio de paradigma hacia la descarbonización de la economía global. El sector transporte representa el 68% de las emisiones del sector energía, que es el mayor emisor del país, es por esta razón que es imperativo generar acciones en este sector. “

Además destacó: “La electrificación del transporte modalidad bus, no solo aporta a la reducción de emisiones; estamos aportando al cambio de ecosistema, aportamos a mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación sónica de nuestras ciudades, entre otros. Con la firma hoy de esta iniciativa país para la electrificación del transporte público modalidad Bus o IETP- Bus, se establecerá un Grupo de Trabajo Base conformado por MOPT, MINAE, ARESEP, Grupo ICE, Operadores, representantes de sociedad civil, y entidades de cooperación (GIZ, CRUSA, ONU Medio Ambiente, BID). Se espera que con esto genere lecciones y aprendizajes para catalizar otros procesos asociados a la electrificación de otras modalidades de transporte público como IETP-Taxi, o IETP-Tren.”

Con la firma comenzará la definición técnica de la estructura operativa, mediante un consorcio público – privado, la selección del o los concesionarios que participarán, las rutas, la tecnología que utilizarán los autobuses, así como el diseño de uno o varios instrumentos financieros para la masificación del uso de buses eléctricos en rutas de servicio público.

“Para la Fundación CRUSA este proyecto es de vital importancia por el impacto positivo que tendrá para la calidad de vida de los y las costarricenses. Nuestra estrategia programática 2018-2022 se centra en iniciativas con amplio potencial de escalabilidad, siendo la electrificación del sistema de transporte público de autobuses, una de las prioridades y desafíos que enfrenta nuestro país para lograr su carbono-neutralidad y una mejora sustantiva en el bienestar del país”, señaló David Gutiérrez, Presidente de la Fundación CRUSA.”

ONU Medio Ambiente ha estimado que en el caso de San José, los beneficios acumulados de la introducción de la movilidad eléctrica en un 25% de la flota del servicio público para el 2030, podrían incluir una reducción de 389 toneladas de CO2eq, ahorros de $316 millones en consumo de combustible y 108 muertes prevenidas relacionadas con la contaminación del aire.

El proyecto evaluará el rendimiento de los nuevos autobuses eléctricos en la realidad de nuestras carreteras y se basará en las mejores prácticas internacionales y lecciones aprendidas en la implementación de este tipo de tecnología en el transporte público.

“El Gobierno alemán, a través de su Ministerio de Ambiente, anunció la donación de tres buses eléctricos para iniciar el proceso de electrificación del transporte público en Costa Rica, los cuales se espera estén circulando en el país en 2019. Desde la Cooperación Alemana para el Desarrollo, GIZ, estamos muy complacidos de poder apoyar al gobierno costarricense en la promoción de un sistema de transporte publico digno, que aumente la calidad de vida de sus usuarios y el cual – a través de nuevas tecnologías limpias – reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero”, señaló Andreas Villar, Director Residente de la GIZ en Costa Rica.

El lanzamiento de la iniciativa se da como parte de la celebración de la XIV Feria Internacional del ambiente, donde el Dr. Harald Diaz-Bone, consultor internacional en cambio climático, energía y transporte, ofreció una presentación sobre el desafío global que representa la sostenibilidad y la descarbonización del sector transporte.

El consultor aseguró que en los próximos años y décadas se espera una completa transformación de la movilidad en el mundo, donde hoy se pueden observar cambios fundamentales en varios países: flotas de vehículos compartidos en lugar de vehículos particulares, una revolución en el uso de bicicletas, ciudades “caminables” y bajas en emisiones, transporte de carga libre de ruido y emisiones.

“En poco tiempo, los vehículos eléctricos serán más económicos que los vehículos convencionales con motores de combustión. La innovación en la comunicación y la automatización, así como el uso de tecnologías limpias permiten usar vehículos e instalar infraestructura de manera más eficiente (¡lo cual también reduce las presas!), consumir menos energía y reducir impactos negativos al medio ambiente”, aseguró.

En su presentación mostró como estas tendencias globales presentan enormes oportunidades para lograr una descarbonización del transporte y para crear ciudades más habitables. “Muchas de las soluciones del mañana para mejorar nuestra movilidad ya las conocemos hoy. Muy probablemente, en 10 ó 20 años volvamos la mirada y no podamos creer cuan terrible era nuestra forma de movilizábamos en el año 2018”, enfatizó.